miércoles, 11 de noviembre de 2009

El tomate, producto estrella de Mazarrón





El tomate

La Región de Murcia es una de las principales productoras de tomate en el ámbito nacional e internacional, gracias a sus inmejorables condiciones climáticas y de suelo. Existen diferentes variedades de producción y comercialización, y es uno de los principales ingredientes de la dieta mediterránea.
Se trata de una hortaliza carnosa cuyo fruto puede ser dorado, naranja o rojizo. Su forma y tamaño varía: podemos encontrar tomates redondos, como el tomate cereza; globosos, como el tomate común; periformes, como el tomate pera; y ovoides, como el tomate acorazonado.
En realidad el tomate es una fruta, pero no se suele comer de postre sino que se le considera una verdura u hortaliza. Su color rojo se debe al licopeno, un pigmento presente en otras frutas como la sandía y que posee efectos beneficiosos para la salud.
Origen Sudamericano
La palabra tomate procede del azteca Nahuatl, de la familia de las lenguas mayas. Su nombre científico es Solanaceae Lycopersicum Esculentum. Se tiene constancia de su cultivo en el 700 a.C. en Mesoamérica, aunque originalmente proviene de los Andes, mucho antes de que se desarrollase la civilización inca.
El tomate en Europa
Los primeros tomates llegaron a Europa a través de los conquistadores españoles en el siglo XVI, presentando un color amarillo. De ahí viene su denominación como pomodoro en Italia (pomo d¿oro, manzana de oro, fue el nombre que en 1554 le puso el botánico italiano Piero Andrea Mattioli). También en la Francia del siglo XVIII se bautizó a la hortaliza como pomme d'amour o manzana de amor.
Bernal Díaz del Castillo, en su Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, cita por primera vez en Europa al tomate. Setenta años después, aparece de nuevo mencionado como planta medicinal, detalle importante ya que hasta entonces se consideraba venenosa por parecerse a otros frutos de esta categoría existentes en Europa.
A finales del siglo XVII el tomate se convierte en la base de la actual dieta mediterránea, especialmente en la cocina italiana y española, que adaptan rápidamente este ingrediente a sus platos.
El tomate en la Región
El cultivo del tomate siempre ha sido de gran importancia en la Región de Murcia, especialmente en la comarca de la Huerta de Murcia. Tradicionalmente se usaban técnicas que permitían acelerar la producción como es el caso del cultivo en cobija, consistente en cubrir las plantas con cañas y sacos como protección contra las bajadas de temperatura.
Los agricultores guardaban cada año las semillas de los mejores tomates para el cultivo del año siguiente. Esta selección garantizaba que durante generaciones se cultivaran infinidad de variedades de tomates autóctonos adaptados a cada microclima.
Actualmente, la producción se ha uniformizado y las variedades tradicionales se han ido abandonando en favor de los híbridos, más resistentes a las enfermedades y con una mayor productividad. Pero estas ventajas tienen también su inconveniente: la pérdida de biodiversidad.
En la Región de Murcia existen hoy día aproximadamente una decena de variedades.
Cultivo
Para el cultivo del tomate se necesitan una serie de condiciones, como las que se detallan a continuación:
Temperatura: menos exigente que la berenjena o el pimiento, su temperatura óptima oscila entre 1 y 17º C por la noche y entre 12 y 25º C durante el día.
Humedad: los niveles óptimos se sitúan entre un 60% y un 80%.
Luminosidad
Suelos: mejor si son de textura silíceo-arcillosa y ricos en materia orgánica, aunque no es un cultivo demasiado exigente en este aspecto.
Fertilización Carbónica: entre 700 y 800 ppm de CO2.
Variedades
Las principales variedades de tomate que actualmente se comercializan son las siguientes: tipos Beef, Marmande, Vemone, Moneymaker, Cocktail, Cereza (Cherry), Larga Vida, Liso y Ramillete.
Procedimientos
Marcos de plantación: se establece en función de su variedad. Suele ser de 1,5 metros entre líneas y 0,5 entre plantas. Pero estas medidas se amplían si la planta es de porte medio.
Poda de formación: a los 15-20 días del trasplante, eliminando los primeros tallos laterales y las hojas más viejas. Imprescindible para las variedades de crecimiento indeterminado.
Tutorado: necesario para mantener erguida la planta y que ni sus hojas ni los frutos toquen el suelo.
Destallado: se eliminan los brotes axilares para favorecer el desarrollo del tallo principal.
Deshojado: eliminación de las hojas viejas o enfermas.
Despunte de inflorescencias y aclareo de frutos: estas técnicas se utilizan para homogeneizar y aumentar el tamaño y la calidad de los frutos.
Fertirrigación: aporte de agua y nutrientes en función de sus características.
Zonas Productoras
Por la Región de Murcia se extienden actualmente 5.200 Ha. de cultivo de tomate fresco, principalmente repartidas en las zonas de Águilas, Lorca y Mazarrón, que en conjunto producen 320.000 toneladas anuales. Estas zonas, incluyendo algunas de sus pedanías costeras, como es el caso de Ramonete, constituyen las principales zonas productoras de tomates de la Región de Murcia, contando con 700 productores.
Exportaciones
Dentro de los productos hortofrutícolas de la Región de Murcia que se exportan en fresco, el tomate supone el 19.92% de estas exportaciones y su participación dentro de este sector es del 23.18%.
A nivel nacional, la participación murciana en las exportaciones españolas de tomates se eleva a 200.000 toneladas.
Los principales mercados exteriores para el tomate murciano son Reino Unido, Alemania y, últimamente, Estados Unidos.
Salud
Los tomates contienen numerosos componentes muy beneficiosos para la salud, y por ello es un excelente integrante de nuestra dieta. El licopeno, sustancia que le da su color rojo, tiene propiedades antioxidantes y previene algunos cánceres y el envejecimiento. Además, es bastante rico en vitaminas A y C, potasio y calcio.
También se puede machacar una hoja o el propio fruto y utilizarlo como un emplasto sobre las heridas, ya que ayuda a bajar la inflamación y a que cicatricen mejor.
Recetas
Ensalada murciana de atún

Ingredientes para 4 personas: un bote grande de tomates enteros en conserva; 3 latas de atún en aceite; 2 cebollas tiernas; 3 huevos duros; 1 bote de aceitunas negras; aceite de oliva, vinagre y sal.
Elaboración: mezclar en un bol los tomates pelados, despepitados y cortados en daditos muy pequeños, junto a las cebollas tiernas cortadas en discos finos, el atún desmenuzado y las aceitunas negras.
Añadir el aceite y la sal, y remover. Se aconseja servirla muy fría y acompañada de tostadas de pan.
Tomates rellenos de atún
Ingredientes para 4 personas: 3 cucharadas de arroz integral cocido; 70 gramos de atún; 1 cucharada de cebolla picada; 1 pizca de nuez moscada; 1 cucharada de queso blanco; 1 pizca de sal; 4 tomates.
Elaboración: se parten por la mitad los tomates y se ahuecan. Rellenar con el resto de los ingredientes, previamente mezclados.
Salsa boloñesa para pasta
Ingredientes para 6 personas: 1 ramita de apio; 2 cucharaditas de azúcar; 500 gramos de carne picada; media cebolla; 150 gramos de mantequilla; 1 cucharadita de perejil; 1 pizca de pimienta negra molida; 1 pizca de sal; 1 kilo de tomate natural triturado; 1 vaso de vino blanco; 1 zanahoria.
Elaboración: se dora la mantequilla y se añaden las verduras previamente picadas finamente, el vino, el perejil, la sal y la pimienta. Cuando la verdura esté tierna, se incorpora la carne, se rehoga todo bien y se agrega el tomate. Cocer hasta que quede espeso.
Se sirve con pasta cocida y queso parmesano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada